fbpx
Qta
Escuchar La Radio

Las obras de construcción del primer tramo de la ruta H-27, conocida como carretera El Cobre, han sido una fuente constante de preocupación tanto para las autoridades regionales como para la ciudadanía. La empresa IMACO, responsable del proyecto, ha enfrentado reiterados abandonos de obras, ampliaciones de plazos de entrega y problemas financieros.

En respuesta a esta situación, el Gobernador Regional, Pablo Silva Amaya, se presentó en la Dirección Nacional de Vialidad en la región Metropolitana para denunciar los problemas asociados al proyecto. «Consideramos inaceptable lo que está ocurriendo con el proyecto. Creemos que no resiste más análisis y las autoridades competentes tienen que poner mano dura en esto. Por eso viajamos hasta Santiago para conversar con el director Nacional de Vialidad, con el objetivo de denunciar todo lo que hemos identificado en el tiempo y que ha generado tanto inconveniente en nuestra comunidad», afirmó Silva Amaya.

Desde Vialidad, se comprometieron a realizar una auditoría interna para evaluar las causas de las demoras y las paralizaciones del contrato. Esta acción permitirá programar los plazos y gestiones de los trabajos de la próxima etapa de mejoramiento de esta importante vía. Además, se desarrollará una mesa de trabajo integrada por expertos de la región de O’Higgins y un funcionario de la Dirección Nacional de Vialidad, quien actuará como garante de los acuerdos y avances del proceso.

Por su parte, el consejero regional Lenin Arroyo se reunió con la Contralora Regional, Rocío Pérez, para solicitar una investigación sobre los contratos, plazos establecidos, resoluciones relacionadas con la paralización de faenas y aumentos de presupuesto. «Solicité la investigación a fin de determinar si se han cometido actos contrarios a la ley y, en caso afirmativo, que se tomen las medidas necesarias para sancionar a los responsables y prevenir la repetición de estas prácticas en el futuro», indicó Arroyo.

La Contraloría Regional ya está investigando los documentos y contratos relacionados con el proyecto Carretera El Cobre, tanto en el actuar del gobierno regional como del MOP. Arroyo destacó que las obras, de solo 2,1 kilómetros, debieron estar terminadas en diciembre de 2022, según el cronograma y la adjudicación de mayo de 2021. Sin embargo, las modificaciones sucesivas del contrato en plazos y recursos económicos han retrasado la finalización del proyecto. «Es sorprendente que una de las paralizaciones de obras haya sido autorizada por la propia seremi de Obras Públicas, cuya obligación es velar por el avance del proyecto, cursando multas o finiquitando obras cuando no cumplen», añadió Arroyo.

El Diputado Diego Schalper también se pronunció sobre el tema, afirmando que «vamos a ejercer todas las herramientas que nos franquea la ley. Ejerceremos todos los oficios pertinentes y realizaremos todas las acciones desde la cámara porque los vecinos exigen que esta arteria tan importante esté lo antes posible a su disposición. No es posible que el Gobierno Regional siempre encuentre una excusa para no hacer el trabajo. Les pido a las autoridades menos excusas, menos análisis y entreguen más soluciones». Schalper indicó que hablará directamente con la ministra del MOP «para ver si su seremi quiere o no quiere dar soluciones». Además, enfatizó la necesidad de alternativas y un sentido de urgencia para completar el proyecto, que debió haber sido entregado hace bastante tiempo.

Share.

Comments are closed.