Tras una larga vida dedicada al progreso de su comunidad, el destacado vecino de Rosario, Carlos Verdugo Román, fue reconocido durante la última sesión de Concejo Municipal, efectuada precisamente en Rosario.

En la jornada y bajo el respaldo de una serie de organizaciones, entre ellas, Juntas de Vecinos, Clubes Deportivos, Agrupaciones Culturales y Organizaciones del Adulto Mayor, se realizó un agradecimiento a la vida dedicada al servicio comunitario por parte de Verdugo, quien desde diferentes estamentos logró fomentar el desarrollo de su querido pueblo.

Don Carlos es un vecino activo, formando parte de la junta de vecinos Rosario-Pichiguao, donde fue el presidente durante varios años.  Participó activamente en el regreso a la democracia y en diferentes colaboraciones sociales, donde siempre buscaba el bienestar de la comunidad rosarina, en especial de su población Rosario-Pichiguao, para que todo niño, joven y adulto, pudiera disfrutar de su entorno.

Fue gestor de muchos proyectos para su comunidad, como la pavimentación para su población, gracias al programa de pavimentación participativa, que se iniciaba en los años 90 y así mejorar las calles y liberarlas del polvo, tan presente en esos años. Gestor de la sede vecinal de la población Rosario-Pichiguao, la cual se logró gracias a una sesión en comodato por parte de la municipalidad. También participó en la compra del terreno de lo que es hoy Villa Génesis, y así tener una solución habitacional para un grupo de vecinos de Rosario.

Siempre ha querido acercar a los niños y jóvenes y a toda persona al deporte, y es así como se plantea junto a otros vecinos en el período del alcalde de entonces, don Fernando Zapata la idea de un gimnasio para Rosario. Se da por varios años la lucha para lograr obtener éste sueño que se plantea sea construido en donde funciona Conaf.  

Luego, siendo uno de los fundadores del «Comité Rosario al progreso”, se retoma ésta lucha hasta, que la voluntad política y económica, permitió conseguir la construcción del hermoso gimnasio en Avenida libertad con Buques y Maderas.  Se pensó en algún momento que dicho gimnasio debía llevar su nombre, pero nunca fue su objetivo, sino que se pudiera concretar actividades deportivas para la familia rosarina. Carlos Verdugo Román tiene actualmente 83 años y sigue perseverando en su sueño de ver crecer a su querido pueblo de Rosario.

Share.

Leave A Reply